05 noviembre 2006

Halloween party

Con un poco de retraso, voy a comentar como fue la fiesta de Halloween por estas tierras.

Lo primero de todo era encontrar un disfraz original con el que ir, porque sabíamos que iba a estar lleno de vampiros, zombies y demás fauna terrorífica. Pero como mi compañero de piso y yo no somos de halloween sino de carnaval, pues se le ocurrió la brillante idea de ir disfrazados de bebés, con pañales y demás parafernalia. Seguro que a la mayoría le pareció de lo más terrorífico, no hay nada peor que ver a dos tíos con las piernas peludas y con pañales.

El plan inicial era ir los tres chicos de la casa como los "Benetton babies". Emanuele como el bebé asiático, John como el bebé africano y yo como el bebé europeo. Pero el día anterior John se tiró del carro de cabeza. No se atrevía a salir de esa guisa a la fiesta, y que todo el mundo lo reconociera el resto del año. Así que nos quedamos sólo dos. Y este fue el resultado final:

Halloween Party 045
Dos bebés demasiado grandecitos

El traje es de lo más barato, gracias a los consejos de María. Unas cuantas bolsas grandes de plástico, para confeccionar los pañales, un pañal de verdad para dar ese aspecto en el frontal (todo tuneado), un paño de cocina que hace las veces de babero, un biberón (para llevar la bebida obviamente), un chupete, y algún juguetito para quedar más cuco. Luego los extras serían el maquillaje y las travitas por el pelo. El problema de hacerlo todo tan casero, es que en mitad de la noche se te pueden caer los pampers y quedarte sin disfraz:

Halloween Party 436
Perdiendo los pampers

Menos mal que pensé en ponerme unos pantalones cortos debajo de los pañales, para no enseñar las vergüenzas en el muy probable caso de perderlos.

Por lo demás, nos lo pasamos bastante bien. No paraban de pedirnos fotos por la fiesta (ya será para menos) para inmortalizar tan mágico momento, a ver vuelto a la más tierna infancia.

Sólo hubo un pequeño fallo en la fiesta. Al final de la noche (3 am, un poco pronto para terminar las fiestas), fuí a buscar mi abrigo al guardaropa, y resulta que no estaba. O tiene patitas y se fue por su cuenta, o los que trabajan allí son unos completos incompetentes. Total, que me tuve que volver andando a casa, sin abrigo y a tan sólo 2 grados sobre cero, una auténtica aventura.

3 comentarios:

Amenoaru dijo...

Si te digo la verdad, hasta yo me asustaria si te viese con esas pintas en los carnavales de las palmas. Lógico que la gente se quisiera sacar fotos con ustedes, nunca habran visto a dos locos asi vestidos.

Saludos.

Amenoaru dijo...

Ahhh!!, se me olvidaba q carajo es eso de pampers, q fino te nos has vuelto,XD.

Saludos

Atatiwa dijo...

De eso se trataba, en hallowen hay que asustar, y nosotros lo conseguimos :P.

Y por lo de pumpers ... :P